05/03/2019 00:25:41

LIDIA SANTOS:  Modelo curvy malagueña

Pilar López/Fredy Torra/Humberto Hernández
Compartir :

Los requisitos para ser una modelo de elite van mucho más allá de una talla 34 y un cuerpo 10, se necesita mucha disciplina, una figura espectacular, una sensualidad suprema, una personalidad arrebatadora y una esencia inolvidable que cautive al espectador o al objetivo de la cámara del más preciado fotógrafo de moda. Si tienes todo lo anterior y una estatura comprendida entre 174 y 180 cm, una talla 0/4, busto entre 82 y 86 cm, cintura que oscile entre 60 y 65 cm y la cadena no más de 85/90 entonces puedes ser modelo. En este reportaje queremos hacer un reconocimiento a todas esas mujeres qué por su físico, no pueden conseguir las estrictas exigencias de la moda, sobre todo hablando de tallas, aunque igualmente bellas y espectaculares que “las modelos convencionales”. Y entran en el mercado laboral de la moda, las denominadas “modelos curvy o plus size”   mujeres un poco más voluptuosas que la estética de belleza a la que nos tienen acostumbrados a ver, pero ello no significa que estén pasadas de peso, es totalmente al contrario, lo que sucede que llevamos tantos años con un determinado concepto de modelo, que tenemos un estándar de belleza muy alto y mitificado. La top model malagueña Lidia Santos es un claro ejemplo de ello, desde muy joven comenzó su incipiente carrera de modelo, que además compaginaba presentándose a ciertos concursos de belleza, en el que las exigencias y el esfuerzo por conseguir la corona no son menores a los de la moda. Durante muchos años pudo mantener su físico y su imagen con gran esfuerzo, disciplina, mucha dedicación y manteniendo una dieta muy estricta y compaginándolo todo con mucho deporte, casi nos atrevemos a decir hasta que de forma temeraria para su salud.





                          

MC: ¿Desde qué edad y como comienza en el mundo de la moda?


LS: Empecé en el mundo de la moda con 16 años y fue de forma casual, porque sin yo saber nada, mi madre me presentó a un casting qué hacia una agencia de modelos en Málaga, envió varias fotografías mías y fui seleccionada entre otras tantas, así comencé mi preparación haciendo un curso de modelos de publicidad y pasarela y posteriormente ya empecé a hacer mis primeros pinitos dentro del mundo de la moda, participando en distintas pasarelas de moda y sesiones fotográficas para publicidad. Ya pasados algunos meses llegaron a mi vida los concursos de belleza, siendo elegida Miss Málaga 2011.  

MC: ¿En qué momento se da cuenta que no encaja en el prototipo de modelos que exige el mundo de la moda? 

LS: Cuando te vas presentando a distintos castings y su respuesta siempre era la misma, que tenía que perder peso, yo llegué a pesar 59 kg, midiendo 1.83 de estatura, entonces materialmente era imposible perder mucho más peso, ya que soy una persona de constitución grande, debido también en parte a mi estatura, con lo que eso ya me producía una lucha interna, entre hacer lo que realmente me gustaba que era dedicarme al mundo de la moda y mi salud, ante esa cuestión, no tuve ninguna duda.  





MC: ¿Le llegó a causar sufrimiento o algún trauma psicológico el esfuerzo de tener que mantener la talla y el físico para poder dedicarse a la moda? 

LS: No llegó a causarme un trauma como tal, pero sí que me causó cierta frustración cuando me presentaba a los castings o incluso a trabajos para los que ya estaba previamente seleccionada, seguían pidiéndome que tenía que perder peso y reducir cinco centímetros de cadera para poder trabajar, yo pensaba que eso era totalmente imposible, poder llegar hasta donde las agencias me exigían y gracias a que siempre he tenido mi cabeza muy bien amueblada y con los pies en la tierra, valoré la situación y pensé que prefería no poner mi salud en riesgo para conseguir un trabajo.

MC: ¿Cómo decide seguir dedicándose a lo que realmente le gusta, pero no adaptándose usted a las exigencias de la moda, si no que la moda es quien se adapta a su físico? 

LS: Durante una temporada estuve trabajando como modelo con talla 36/38 hasta que un día,  me di cuenta de que había más allá después de la talla 34/36, porque la talla 38 evidentemente ya empezaba a ser una talla grande dentro del mundo de la moda y llegó todo este movimiento, el gran boom de las chicas curvys, de las mujeres reales, con curvas y me subí al tren, decidí probar, me hicieron unas polaroids y ahora si, por primera vez me propuse coger peso, cuando siempre había estado luchando contra el peso a base de dietas estrictas, porque ese es mi cuerpo, mi estado natural, un cuerpo con curvas, sano, pero con formas, así empecé a trabajar mucho más y es cuando me di cuenta que se me empezaba a valorar en el mundo de la moda. 





                        

MC: ¿Cuándo le ofrecieron su primer trabajo como modelo curvy?

LS: Mi primer trabajo como modelo curvy fue hace dos años y para Bon Prix una importante marca de moda en Hamburgo, Alemania, casualmente fue mi primer trabajo internacional como modelo curvy y no en España que es mi país de residencia. 

MC: Suponemos que ahora no seguirá dietas tan estrictas como en sus inicios, pero si un mantenimiento físico. Ahora siendo modelo curvy, ¿Cómo se cuida? 

LS: Es cierto que los hábitos de alimentación han cambiado algo, porque me gusta bastante comer, pero ya no estoy pensando todo el día cuantas calorías tiene este alimento o este otro, aunque me sigo cuidando, pero vivo mucho más relajada y con mucha paz mental, siempre que me apetece algo, me lo como sin problema, puedo salir a cenar fuera, con amigos, poder tomar una simple cerveza que antes por trabajo no lo podía hacer o me lo pensaba antes de tomármela, hoy me lo puedo permitir y vivo mucho más feliz. 





MC: ¿Qué opina sobre que una mujer con una talla 42 ya no es válida como imagen para ciertas marcas? 

LS:  Pienso que la talla es solo un número y creo que todas las mujeres, seamos de la talla que seamos, somos válidas para realizar una sesión de fotos o participar en una pasarela para cualquier marca, al final lo que te atrae de una modelo también es su actitud, creo que es algo muy importante dejando a un lado la talla, según mi opinión la actitud es lo primero que se ve de una modelo y nosotras somos igual de mujeres que las que tienen menos talla, el estereotipo de modelos que desfilan en las pasarelas internacionales al final no es la mujer que ves a diario por la calle, la mujer real de a pie.

MC: Ahora viaja por todo el mundo, ¿Cuál es el país en el que más trabaja? 

LS: Trabajo mucho en Alemania, Estados Unidos y Sudáfrica, son los países en los que más estoy trabajando últimamente.

MC: ¿Cómo es un día en la vida de Lidia Santos mientras trabaja? 

LS: Yo soy una persona muy extrovertida, que me encanta pasármelo bien, además de estar trabajando, me considero una persona muy profesional, pero también hago que el trabajo sea ameno y divertido, claro que todo depende de los clientes con los que trabaje, puedes tener más confianza o menos, pero es cierto que me llevo bien con todo el mundo e intento además de trabajar, disfrutar con lo que hago y pasármelo bien. También paso mucho tiempo fuera de España, constantemente viajando, por lo que paso muchas horas en aeropuertos, noches de soledad en habitaciones de hotel, conoces mucha gente interesante alrededor del mundo, otras a lo mejor no tanto, pero al fin y al cabo hago lo que me gusta, vivo de mi trabajo y es por lo que he luchado tantos años, con lo cual se lleva bastante mejor que si fuese obligado





MC: ¿Y cómo se lleva eso de tener la familia a distancia y vivir fuera de la tierra que le vio nacer durante largas temporadas?

LS: Yo salí de mi casa, bastante joven, con 20 años ya me fui a vivir sola a Madrid, para mí era una gran ciudad y los principios siempre son muy duros, porque yo soy hija única, estoy muy pegada a mi familia, tengo un lazo muy fuerte que me une a ellos y sí que lo pasé bastante mal al principio, pero bueno yo me fui con una meta, con las ganas de cumplir un sueño, que poco a poco estoy consiguiendo y  eso es lo que al final, cuando tienes un mal día es lo que te alimenta, piensas en lo que estas consiguiendo y que tus sueños se están cumpliendo y es lo que te da ánimos y fuerza para seguir en ello, pero sí, siempre se lleva mal estar lejos de la familia y de los amigos. 

MC: Y para finalizar, ¿Qué proyectos tiene para 2019?  

LS: Pues seguir como estoy, que no me va nada mal, quiero seguir viajando, conociendo mundo, seguir trabajando como modelo curvy, me encantaría irme a vivir a Estados Unidos, ya estuve viviendo en Miami y creo que mi próximo destino va a ser Nueva York, ese creo que será mi siguiente proyecto, vivir en Nueva York.



                                



Modelo: Lidia Santos   Fotografía: Fredy Torra www.fredytorra.com   Estilismo: Sandra Rojo de Bailly Bijoux y La Farándula   Maquillaje y peluquería: Soledad Matas    Producción: Pilar López  y Humberto Hernández    Localización: Restaurante Tanino San Pedro

En la actualidad Lidia Santos es una top model internacional, cuya carrera profesional ha dado pasos agigantados y que sigue consolidando alrededor del mundo,  desde Barcelona, Madrid, pasando por Paris, Milán, Miami, Londres, Berlín, trabajando para importantes pasarelas y firmas de moda mundial y desfilando para la pasarela 080 de Barcelona  con la firma de baño Red Point y su colección Curvys Women,  también hasta la Miami Fashion Week, el Corte Ingles, Agatha Ruiz de la Prada, Media Mark. Realizó el anuncio de la firma Women Secret junto a la actriz Elsa Pataky en la campaña “I´m so exited”  y hoy es una mujer realizada profesionalmente y orgullosa de su físico, que sus “curvas”, no le han impedido hacer lo que realmente le gusta, dedicarse en cuerpo y alma al mundo de la moda. 


Compartir :

Galería de Fotos > LIDIA SANTOS

Deja tu opinión

Publicidad

Calendario de Eventos

<< Próximos Eventos: Mar 2019 >>

LuMaMiJuViSaDo
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Publicidad

Publicidad

Vídeos